Apostolado en residencias de estudiantes

En nuestras Residencias las Hermanas procuramos que las jóvenes encuentren en ellas un ambiente acogedor, cercano, tranquilo y familiar, para poder desarrollar con eficacia sus estudios durante su estancia en ellas.
Estamos convencidas que la dimensión religiosa forma parte de la esencia de la persona; por tanto, el respeto y referencia a ella es norma para nosotras.  A las jóvenes se les pide respeto a la concepción cristiana de la vida, y que ajusten la forma de su comportamiento a los valores que de ella se derivan, con una conducta responsable y correcta.
El bienestar de todas las residentas, el ambiente acogedor y constructivo depende, en gran parte, del modo de proceder de cada una.  Para contribuir a crear este bienestar pedimos a las jóvenes educación en el trato mutuo, corrección en el hablar, en el vestir y en la forma de actuar.