Loading color scheme

Tiempo durante el año

Hemos dejado atrás el tiempo de Navidad y hoy, lunes, comenzamos el tiempo ordinario o “durante el año”. Este tiempo es la parte más extensa del año litúrgico, ya que comprende 34 semanas que se dividen en dos etapas: la primera comienza después del bautismo del Señor y, luego, se interrumpe con el tiempo de Cuaresma y Pascua. La segunda etapa continúa después de Pentecostés y termina con la fiesta de Cristo Rey.

El tiempo ordinario o “durante el año” se caracteriza por la profundización en el mensaje de Jesús y la manifestación de su amor. Vienen aquí muy bien las palabras de san Ambrosio cuando dijo: “Lo que en otro tiempo sucedió lo vemos cada día. Las maravillas de Cristo no dejan de ser actuales, a pesar de su antigüedad, sino que vivifican por la gracia; no se entierran en el olvido sino que se renuevan por la fuerza. Por el poder de Dios nada no es abolido, nada no es pasado, sino que por su grandeza todo es presente, todo aquel tiempo es hoy” (sermón 9).