Loading color scheme

La venida del Espíritu Santo

Este domingo celebramos la solemnidad de Pentecostés. La venida del Espíritu Santo.

Llegamos, por tanto, al final de la cincuentena pascual. Cincuenta días transcurridos desde el día de la resurrección del Señor hasta el día de Pentecostés. Pascua y Pentecostés como el principio y el final del tiempo pascual.

Al celebrar el día de su venida, le pedimos al Espíritu Santo que nos llene de sus dones: “sabiduría” (para poder tener un mayor conocimiento de Dios), “entendimiento” (para conocer más profundamente los misterios de fe), “consejo” (para que sepamos discernir los caminos y las opciones, y saber orientar en cada situación), “fortaleza” (para que podamos vencer los obstáculos y poner en práctica las virtudes), “ciencia” (para que comprendamos que las cosas creadas son señales que nos llevan a Dios), “piedad” (para que fomentemos un amor filial hacia Dios, nuestro Padre) y “temor de Dios” (para que vivamos con un temor propio de hijos que se sienten amparados por su Padre, y a quien no desean ofender).